top of page
  • Foto del escritorMaria

Chau California!

Se me escapò el tiempo entre los dedos como el agua…!, ya es fin de febrero…

Despacio los trabajos de Denis se fueron terminando aunque no significò que haya parado su ritmo de estrés o movimiento… Siempre a mil!, por suerte la última semana, sì pudimos levantarnos màs tarde y èl estuvo màs tranquilo organizando los trabajos en Hawaii y ayudando un poco en la oficina.

Fuimos visitando familia y amigos para ir despidiéndonos!; acomodando el jardín y la casa para cerrar por unos cuantos meses; empacar bicis!!, siempre infaltables!; y apenas hacer un bolsito con 4 pilchas ya que siempre dejamos ropa veraniega en alguna de las islas!

Ya estoy sentada en el avión rumbo oeste en buscar de calorcito y playa! Este año nos toca Big Island (la Isla Grande) que nos gusta tanto!

Yo seguì pedaleando por el barrio bajo cielos celestes y días templados, pero en general, salìa a la tarde porque las mañanas eran frías.

Un par de veces volvì a Mare Island; una buena luz para un par de lindas fotos! Otro día, un viernes porque de lunes a jueves està cerrado, pedaliè el parque en la punta este de la isla que el sendero lleva a la punta de un cerro. Sobre el lado izquierdo de la subida es todo terreno de gobierno con edificios viejos de la época en que alguna vez todo esto estuvo activo dando albergue a gente de la gendarmería o naval.

Es una buena subida, buen ejercicio y con vistas espectaculares desde la cima!

Una vuelta en companìa de Deb, cuesta arriba desde su casa cruzamos al otro lado de los cerros en Berkeley hacia una sección del parque Tilden! Puf! Què pedaleada!!

Tomando por calles, zigzagueando entre barrios uno llega al camino principal del parque con lo cual…, uno comparte el mismo con autos y ciclistas…, un poco de susto y bastante concentración pero el paseo es hermoso! A la sombra de àrboles altos, eucaliptos, robles y secoyas, es hermosìsimo!

Despuès viene la bajada de vuelta a Berkeley… no me gusta la velocidad así que voy bastante prendidita a los frenos! Una parada cortita en Inspiration Point, lugar de vista panàramica de la bahía, los barrios sobre el lado este y del oeste también!, San Francisco y el Golden Gate!! Còmo amo este puente!

Un flor de paseo con una muy buena compañera!








Me fui de una escapada al cerro de Crocket en busca de un paseo con un poco màs de adrenalina!! El zigzag que te lleva a la cima en un espacio corto hace para un buen ejercicio!!









51 km!! Me fui de casa a lo de Deb!!

Ibamos a cenar a lo de ellos y no querìa pasarme el dìa en la camioneta con Denis, asì que me subi a la bici y partì!

Un dìa espectacular! Con un poquito de viento pero no el ventarrón del dìa anterior… còmo soplò ese dìa…

Paso el puente Carquinez con vistas alucinantes del estrecho, la bahía, Vallejo! Tomando San Pablo Ave costeo la bahía, paso la distelerìa entre cerros leves con alguna subida màs o menos màs empinada; las aguas de la bahía que aparecen aquì o allà entre los mismos! Azul!, azul!, por todos lados!

Tomo el sendero de San Francisco trail màs contra el agua y totalmente fuera del alcance de los autos, es solo para ciclistas y peatonales!! Un placer!!

Entre barrios y centros industriales voy enfilando hacia el parque Point Pinole, tengo que parar dos o tres veces a chequear el mapa para asegurarme que sigo la ruta elegida! Cruzar por el centro de Rodeo no me diò mucha gracias, la avenida con poco espacio para la bici y bastante auto…

Point Pinole esta hermoso!, mucho verde y los bosquecitos de eucaliptos, me encantan! Parada casi a la salida sur del mismo a descansar, no que estè tan cansada…, pero calculo este es la mitad del camino y quiero “refrescarme” un poco! Disfruto de la bahía can todo su esplendor azul, el verde del parque a los costados y la tranquilidad ambiental! El cielo de un azul impecable!!

Para gran sorpresa mia!, y sin saberlo…!, desde aquì hasta Marin, la calle en Berkeley que subirè hasta lo de Roy, todo por el sendero San Francisco!! No lo podìa creer! Una tranquilidad de aquellas!!

Salgo del parque en busca de la avenida Richmond Pkwy y ya aparecen las señales para seguir por el sendero y no subirse a la avenida que los autos pasan bastante rapidito… en realidad el sendero es parte de la vereda de la misma pero tan bien indicado y tan cómodamente ubicado para que uno pueda relajarse y apreciar los alrededores! La via hacia la refinería de San Rafael pegadita del lado derecho por un buen tramo! Paso por un par de secciones dònde los homeless se han apoderado de las tierras, desplazando sus pocas pertenencias y montonazo de mugre por todos lados… Un asco… pero miro poco, paso tímidamente sin casi mirar y bien apuradita!, con temor y esperanzas que nadie se meta conmigo!… ja! Ja! Autos quemados, bicicletas tiradas, carpas, casillas rodantes que usan de casas, ropa… lo que se te ocurra tirados por todos lados…

Encuentro el sendero que marquè en el mapa para seguir sin saber que era parte de este mismo sendero y que los carteles simplemente me llevarìan a èl sin casi necesitar del mapa! Ahora sì es una franja verde, espacio verde para los barrios que lo rodean! Entonces uno ve los patios de las casas, secciones de arbustos, un par de parques para niños!, desplazados a lo largo del mismo! Un placer! Tambien me cruzo con algún personaje que otro…, una carpa que otra, dos secciones donde los homeless han hecho rancherìo también; de vuelta, apuradìsima paso casi sin verlos porque esta vez hay mucho hombre y mujeres parados, charlando, boludeando alrededor y me intimidaron un poco… Pero todo bien, creo es màs lo que se preocupa uno que lo que realmente debería pasar… Igual, ni en pedo cruzo por ahi a la noche… Y suerte que no tenia que volver al toque… ja! Ja! Ja! Los inventos que se arma uno en la cabeza…

Me impresionó mucho la señalización del sendero, el buen cuidado del mismo y su buena ubicación para poder pedalear tranquilo y seguro sin que un auto te pase por arriba!

Prácticamente cruzo todo Richmond, de este a oeste, por este paso, en Ohio Ave para llegar a El Cerrito del Norte, ya abajo del tren/bart, medio de transporte de una mezcla de tren y subte que va por un carril arriba de pilones de cemento para aprovechar el espacio… màs ruidoso que el diablo…

Pero ese mismo espacio, “abajo”, la tierra es todo un espacio verde por dònde pasa el sendero de San Francisco super bien diseñado, para peatonales y ciclistas, espacios para hacer ejercicio, parquesitos para niños, bancos de plaza para tomarse un respiro o ir a sentarse un día soleado y ver el mundo pasar! Recién acà veo ciclistas… en todo el otro trayecto no creo me cruce con ninguno… sì me cruce con dos o tres personas en bici pero o eran homeless…, o muchachito del barrio, o el señor mayor que salió en su bici en una misión concreta!


Marin es muy pintoresca, es una zona muy bonita de Berkeley, el sendero para bicis esta bien marcado por lineas blancas a la par de las de los autos, a ambos lados de la avenida. Se ven màs ciclistas, gente corriendo, es un barrio de gente muy deportista y bastante snob también… ja! Ja! Casas que no bajan de un valor de 800.000 dòlares por algo chiquito y de dos dormitorios… de ahi a millones… pero bueno, Berkeley es una belleza! Y està la universidad que lo hace muy famoso.

Este ùltimo tramo es todo en subida, suave pero para estas alturas de mi paseo del día de hoy… “mis gordas” ya sienten el ejercicio de empuje de 4 horas!





Què lindo lo pasè! Re contenta con mi conquista! Mi segunda pedaleada de tantos kilómetros!





Al dìa siguiente, como ya tenìamos planeado con Deb hacer un paseo juntas, hicimos el recorrido desde la casa de ella hasta Point Pinole, yo de nuevo!! Acompañada fue màs lindo y màs tranquila! Ademàs, ahora sè què esperar… no tanta aventura pero màs piola todavía!

Ella muy impresionada por la mugre por todos lados, sobre todo en las secciones de los homeless… es que de bonito no tiene nada… ademàs de la indignación de còmo la gente puede tirar tanta mugre…

De Point Pinole decidimos tomar otra ruta para hacer un circuito en ves de ir y volver por lo ya recorrido, lo cual inculcò cerros… subidas y bajadas medias bravas y bravas del todo… ja! Ja! Ja! Una cosa era ir y volver por lo chato… otra fue costear y subir los cerros hasta Arlington Ave…. Què las pastorio… ahora sì que mis patitas protestaron en serio…. Los ùltimos 5 km de ir para arriba, creìa que no llegaba…. “las gordas” quemaban!!…

Caminè un par de metros porque Deb necesitaba caminar una sección muy brava, pero enseguida volvì a la bici porque parecìa ser màs fácil pedalear que caminar!

A medida que ascendemos los cerros, los barrios van perdiendo “la mugre”…, las casas pasan de simplonas a caserones, de precios bajos a millones, de màs o menos bonitos a hermosos y bellísimos! Los jardines y los àrboles son super lindos acà arriba!

La bajada!!, a los re pedos!! Ja! ja! Ja! Ni tiempo a disfrutar de las casas, los àrboles o las flores!…, hay que concentrarse en la calle porque sino terminarè escarchada contra alguien bajàndose del auto sin mirar quièn viene!… Esta es una frase e imagen super vìvida en mi cerebro por temor a que alguien me abra la puerta justo en el momento que yo paso… Ya he esquivado una o dos personas… casi pero no!!

Otro paseo espectacular!!




Y llegò el dìa de despedirnos de California, por unos meses, empacar las bicis para ir a explorar otros barrios!

3 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


Post: Blog2 Post
Recent Post
bottom of page